Carta a mamá

Estas son las palabras que no podre decirte:

Te escribo con mucha tristeza para confesarte que nunca fui capaz de ir a visitar tu sepultura. Mi papá y mis abuelos tampoco volvieron al lugar que contienen tus restos. A todos nos ciega la creencia de que tu no nos escucharías, que no nos verías allí parados mirando tu lugar eterno, recordándote, nos ciega la idea de que seria en vano, pues nos invade la creencia que estas inconsciente, como dormida y por ende no te enterarías de nada, ademas volver a aquel lugar seria abrir una vieja herida y creo que también tiene que ver la cobardía en todo esto. Somos tan estúpidos todos, no nos hemos puesto a pensar por un segundo lo polveada y sucia que debe estar tu sepultura, sin flores, con capas y capas de polvo ocultando tu valioso nombre. Somos tan estúpidos que no nos pusimos a pensar que los familiares de tus vecinos eternos seguro miran con cierto desprecio el lugar en el que yaces, los imagino diciendo: Seguro fue una mala mujer, seguro fue muy mala, por eso nadie nunca viene, por eso nadie nunca le deja flores, por eso nadie limpia el nicho. Perdón mamá, los que te sobrevivimos aveces somos muy idiotas, nos cuidamos del que dirán cuando eso poco debe importar mientras uno estando vivo sea feliz. Pero tu no puedes sentir ya felicidad, ni tristeza, ni nada, pero al menos tu recuerdo o tu valioso nombre debería estar lleno de flores, sin capas de polvo. Ya que no puedes ser feliz, ni sentir nada por lo menos tu recuerdo y el lugar que contiene tus restos debería lucir al menos un par de flores.

Otras cosa que me entristece es que aun no ha mejorado del todo la relación entre tu madre y yo. De vez en cuando nos hundimos en una guerra sin cuartel, de la cual cada vez salgo moribunda, maltrecha, menguada. No me enorgullece contarte eso, se que es lo ultimo que esperarías de ambas y que sufrirías mucho si estuvieras aquí para ver todo el daño que nos hemos causado, pero así nos ha tocado vivir o sobrevivir. No puedo cambiar las cosas, es muy tarde ya, solo puedo cambiar lo que se viene y asi evitarnos mas disgustos, las cosas cambiaran pronto y sera para mejor, ya veras.

Algo que me alegra mucho y de seguro te alegraría a ti, es ver a mi hermano, tu hijo mayor, tu primogénito siendo feliz con su familia. A sido bendecido con una buena esposa y dos preciosas niñas, ah y se viene la tercera, parece que va ser mujer, pero este lunes habrá otra ecografía y sera definitivo, se sabrá con certeza el sexo del bebé, estamos todos muy contentos por ellos, tienen nueve años de feliz matrimonio y seguramente han tenido sus contratiempos pero nunca lo hemos notado a diferencia de otros matrimonios que andan por aquí cerca, pero no voy a decir cuales.

A mi no me da mucha ilusión casarme, alguna vez lo consideré porque estaba enamorada y era felizmente correspondida, pero como en mi caso nada me dura mucho tiempo, la ilusión se vuelve efímera y se desvanece con la misma rapidez con la que llega. Sin embargo estoy casi segura de que si tu hubieras estado aquí yo seria otra persona, quizá una mejor persona y eso habría sido un punto a favor a la hora de enamorarme y probablemente a estas alturas de la vida estaría casada y seguramente tendría una hija y se llamaría Sol, que es el nombre que le pondría a una eventual hija mia. Por otro lado soy cobarde para el tema del embarazo y todo lo que eso conlleva, he tenido la mala suerte de ver a algunas de tus hermanas con dolores de parto y es horrible, nunca había visto sufrir tanto a una mujer, ¡que barbaro!, debe ser por eso que me he quedado un poco trahumadita y no me veo pasando por esos padecimientos, pero lo que si me gustaría es que un bebé aparezca por arte de magia en mis brazos y cuidarlo y criarlo como un hijo, a estas alturas de mi vida lo tomaría con calma, antes me daba escalofríos la idea de criar hijos, ahora ya no, siento que es el proceso de la vida. Mamá, espera un poco, con eso te estoy diciendo que probablemente considere la adopción en caso de que la maternidad llame a mi puerta en los próximos años, si, ya se, ya se, no llevan mi sangre y bla bla bla, pero eso que importa, a mi no me importaría, es una manera de contribuir con el mundo, con aquellos niños que ya están aquí y sus padres no los quisieron o se murieron y entonces necesitan un hogar lleno de amor donde crecer. Yo les daría ese hogar, pero sola no la hago, mi billetera está en austeridad, esto de escribir no da dinero, por eso cada vez escribo menos, mis inversiones están estáticas, mi futuro económico es un tanto incierto por estas fechas, son los gajes de ser empoderada, independiente, manejar tus horarios, sin que nadie te diga nada, así que si alguien quiere adoptar conmigo asegúrese de ser open mind, inteligente y tener un corazón de oro para querer a una niña que no lleve su sangre y tener un trabajo estable para que nuestra hija llamada Sol crezca sin carencias.

A mi hermano menor no le ha ido tan bien como a mi hermano mayor, digamos que a estado atravesando por varios altibajos estos últimos meses y no es del todo su culpa, al igual que yo y que todos aveces toma decisiones o actúa sin pensar, pero su caso particular es un tanto mas agudo, es su temperamento, desde chiquito siempre fue así, impulsivo, desesperado, loco, y creo que todos colaboramos un poquito para que su carácter haya sido moldeado así, de niño Jhon y yo lo provocábamos hasta el cansancio, el solo se ponía a llorar era su único mecanismo de defensa. Pero luego creció y se convirtió en un hombre grande, inteligente, bonachón, pero se que aun quedan en el esas marcas, esas ausencias, las tristezas, el abandono, las mismas marcas que llevamos los tres, sino que cada uno a tenido su propio proceso de asimilación. Por otro lado parece que las cosas con el tienen remedio, se que pronto volverá a brillar el sol para el, si hay alguien que no merece sufrir mas de lo que ya sufrió de niño es el, porque fuera de todo, de los tres, el que tiene el corazón mas grande es el, mi pequeño gran hermano, aveces me sorprende ver lo preocupado que es por los demás, cuando se desvive ayudando al resto. Ojalá todo se solucione, las cosas mejoren para el y pueda ver esa sonrisa de niño grande mas seguido.

Por ultimo y no menos importante, te sorprendería saber que papá se caso diecinueve años después de tu deceso y no es que te haya olvidado, siempre te recuerda, de vez en cuando sueña contigo, sueña que conversan como los amigos que fueron antes de ser novios, pero no se lo cuenta a su esposa, seria raro, me lo cuenta a mi, solo a mi. Las cosas con el han mejorado notablemente, he aprendido a entenderlo y a quererlo mejor, te alegrará saber que ya hace años que no existe algún tipo de altercado entre el y yo, por el contrario, ahora nos extrañamos si no nos vemos mas de diez días. Siempre nos comunicamos por celular, el me llama mas seguido de lo que yo a el, tengo que reconocerlo, no soy la hija perfecta, pero trato de pasar momentos de calidad con el, papá ya paso base 6, su salud esta estable, todavía tiene fuerzas, es muy trabajador y no se amilana con las cosas de la casa, si toca cocinar cocina, si toca lavar ropa le entra, si toca limpiar la casa y bañar a los perros se chunta todo esa chamba sin que le digan y lo mas importante, sin quejarse, porque su esposa también trabaja y los dos se ayudan, como tiene que ser.. Ver a papá haciendo las cosas de la casa hicieron que lo quiera un poco mas, aunque yo no viva con el y no me pueda beneficiar de los estofados y los ceviches que le salen tan bien. Ah y todavía canta cuando está alegre, la vez pasada hicimos un karaoke improvisado en su casa así de la nada, se sorprendió cuando me escucho cantar, creo que no sabia que yo cantaba, y de pronto se unió a mi y salio fabuloso, creo que lo incluiré en mi próximo karaoke porque hicimos un buen dueto, quien lo diría.

Uno de estos días iré a buscar el lugar donde yacen tus restos, voy a limpiar y dejar algunas flores, no quiero que los familiares de tus vecinos eternos sigan creyendo que fuiste una mala mujer, no es justo para tu corta existencia que fue muy valiosa, ni lo es para el recuerdo tuyo que llevamos todos tus sobrevivientes en el corazón.

Tu hija, la escritora

Joyce.

Entrada destacada

Convicciones de dudosa procedencia

Uno

Todos los días me levanto con la convicción de que soy una persona importante, conecto mi celular, enciendo los datos, abro mis correos electrónicos y efectivamente hay personas que necesitan que yo les brinde algún tipo de asesoramiento o servicio, les aconseje o resuelva la vida de diversas maneras. Otros son mas directos y sin anestesia me piden un préstamo, una donación, una colaboración para una actividad, una fiesta, una promoción, un velorio, yo no me niego, porque desde que descubrí que soy importante y me debo a los que confían en mi y en mi capacidad de brindarles un préstamo, una ayuda, un consejo o unas palabras de aliento, soy consiente de que no debo desairarlos, debo cumplir fielmente todo lo que requieran de mi. Ayudar a otros es una manera de coleccionar aliados, defensores y comechados, de esa manera le doy valor a mi marca personal.

img_6340

Dos

En las conversaciones cotidianas no me esfuerzo, por lo general dudo, me atropello, repito y me retracto cuando me recuerdan algo que prometí y no debí haber prometido. Es distinto en cambio, cuando me enredo en ciertas conversaciones idealistas, filosóficas, de tipo moral o inmoral. En el ámbito intelectual, no soy la mas inteligente, ni la mas ilustrada y por eso mismo, me fascina pregonar mis escasos conocimientos, y lo hago ¨si y solo si¨ es con fines de lucro. En pocas palabras mi buena o mala dicción depende de cuanto me van a pagar. Sigue leyendo “Convicciones de dudosa procedencia”

Anuncios

Viajes cortos

El deseo humano y los senderos afectivos que elegimos en nuestra vida son como viajes, viajes cortos llenos de emoción, pero se sabe, (aunque muchos prefieren ignorarlo) que todo viaje tiene un final y cuando acaba y volvemos a la soledad, al silencio, al vacío, ya no somos los mismos, definitivamente algo cambia en nosotros, y es así como el resultado de todos los viajes afectivos que tuvimos termina por definirnos.

Desde hace un tiempo, antes de emprender un viaje afectivo, una pregunta se apodera de mi cabeza, ¿Seré la misma persona cuando se termine?

Mi idea inicial, mi expectativa siempre fue y siempre va ser que ese viaje afectivo perdure. Pero esa expectativa ha dejado de ser atrayente cada que he regresado desengañada de los viajes que me tocó vivir. Mi vida se ha tratado de una sucesión de viajes cortos, viajes a los que no debí acudir, pero que me atreví porque estaba convencida de que seria feliz. En conclusión, la persona que soy ahora es el resultado de mis viajes fallidos, de mis fracasos sentimentales.

Sigue leyendo “Viajes cortos”

Historia clínica de un paciente terminal

Llevo poco mas de seis meses en una etapa de introspección, analizándome y siento que necesito llegar a una conclusión, pero todavía no se a que clase de conclusión busco llegar, si a la conclusión de una etapa de mi vida, digamos la primera juventud, o si a la conclusión de mi vida laboral tal y como la conozco y dedicarme de lleno al arte, a la literatura, si lo que escribo puede llamarse literatura. Siento la necesidad de abandonar todo aquello que conozco, siento la necesidad de apostarlo todo y jugármela por así decirlo, aunque todo eso tenga un precio muy alto. Por otro lado siento que si aplazo mas ciertas decisiones voy a ir perdiéndome poco a poco hasta olvidar por completo mis pulsaciones, mis latidos y todo aquello que soñé cuando apenas tenia dieciséis años. Sino cambio, si no altero mi rumbo, siento que la vida se encargará de alterar mi existencia, de bajarme el telón, porque eso fue lo que escuché una vez cuando era niña. “Las personas que no tienen un rumbo definido en la vida por lo general se mueren rápido”

Sigue leyendo “Historia clínica de un paciente terminal”

Sin-vergüenza

Sueldo mínimo a los dieciocho,
jugar Mario Card como demente,
fallar un gol en mi ultimo partido de fútbol,
ir al cine y no ver la película,
entregarle una carta de amor a un imposible.

Que una ola nos revuelque a una amiga y a mi,
irrumpir en una boda, gritar “me opongo” y salir corriendo,
forcejear con una amiga de juego y tirarla al barro sin querer (ups)
pelear con mi abuela porque no me entiende,
pelear con mi abuelo porque no quiero estudiar lo que recomienda.

Gastar el dinero que papá me dio para postular a la San Marcos,
vomitar todos los días durante un año sin que nadie lo sepa,
bajar seis kilos y no poder recuperarlos,
llorar porque no se que hacer con mi vida,
tener que disculparme, tocar el timbre y salir corriendo por cobarde.

Sigue leyendo “Sin-vergüenza”

Textos dispersos

El Abandonado

Se abre el telón

Una chica trotamundos se peleo con su unicornio rosado
y lo mandó a volar lejos,
a donde jamas pudieran encontrarse, ni volverse a ver.
El unicornio rosado voló y voló por otros cielos,
conoció un estilista y se tiño el pelaje de turquesa.
Por otro lado la chica trotamundos estaba resuelta
a encontrar un nuevo unicornio con quien trotar por el mundo.
Fue así como conoció al unicornio turquesa,
lo hallo perdido y sin rumbo; le dijo:

– “Eres hermoso y perfecto, ¿Quien se atrevió a abandonarte?; el unicornio contestó:
– “Kin si trivio abindinarte?” Sigue leyendo “Textos dispersos”

Cerrando ciclos

Sabes que has cerrado un ciclo cuando tienes menos pesados los hombros, mas ligero el animo y mas tranquilo el espíritu. Yo he cerrado ciclos muchas veces, al principio con dolor, porque duele desacostumbrarse a algunas cosas; lugares, personas y espacios determinados de tiempo, que sumados conforman un ciclo, pero luego con la practica te acostumbras y cerrar ciclos se vuelve necesario, algo que si no haces con cierta frecuencia te vuelve un ser aburrido y predecible. Todos sabemos que la rutina termina por descomponer o estropear aquello que alguna vez nos hizo sentir plenos y felices, es por eso que todos necesitamos cerrar ciclos, desechar lo que ya no sirve y dejar espacio para algo nuevo, algo fresco.

Un nuevo horario, un nuevo habito, un nuevo trayecto, una nueva mentalidad. Renunciar a relaciones toxicas o que no edifican también es parte del proceso. Siempre he pensado que las personas que aparecen en la vida de uno y se quedan por un espacio determinado de tiempo para luego irse, se fueron o los dejamos ir porque ya nos enseñaron lo que necesitábamos aprender, asimilamos esas lecciones de vida y ahora urge tomar otro rumbo para aprender cosas nuevas.

Recuerdo que por varios años Sigue leyendo “Cerrando ciclos”

De esta semana no paso

Desde hace catorce días estoy batallando con una alergia terrible que se convirtió en  ahogamiento de un día para otro. Fui al medico tan pronto como pude y el diagnostico fue: Principio de asma. Yo nunca he sufrido de asma, quizá de niña una vez me quiso dar, pero no paso a mayores. Es curioso que a estas alturas de la vida venga el asma a tocarme la puerta, a querer adherirse a mi, a invadirme y acompañarme en este jaleo al que llamo vida. Para completarla, me dio faringitis y mi voz se puso ronca desde hace once días aproximadamente, quizá producto de la alergia o de la tos, no lo sé. El problema con la faringitis es que no puedo hablar mucho, ni mucho menos cantar. Y un día sin echarme una gritada coreando una canción de moda en las escaleras de mi casa es un día desperdiciado. Sigue leyendo “De esta semana no paso”

Un mito

Necesito leer algo de ti,
un recuerdo, un escrito
una dedicatoria al comienzo de un libro
una frase detrás de una foto
busco pero no encuentro nada.

No soporto la apatía de tu ausencia,
me siento mas huérfana
por no poder recordarte como yo quisiera.
Estoy cansada de imaginarte en vida
y que Sigue leyendo “Un mito”

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: