Promesas de año nuevo

Es sorprendente el numero de memes que aparecen en Facebook inspirados en metas que se plantea la gente al inicio de un nuevo año. Tampoco es nuevo que escuchemos a nuestros amigos o conocidos decir: “El lunes comienzo la dieta”. “El año que viene si o si voy al gym”. “Te prometo que el otro año las cosas van a cambiar”. Incluso las promesas que nos hacemos a nosotros mismos: “El año que viene comienzo la carrera”. “El otro año seré un mejor esposo”. “En enero dejo de tomar tanto”. “El otro año dejo el vicio”. “El otro año la dejo”. “En enero comienzo a ahorrar”. Siendo honestos, muchas de esas promesas terminan siendo incumplidas, sino recuerde lo que prometió la víspera del año nuevo que pasó.

Para ser buenas y mejores personas esperamos que comience un nuevo año, un lunes, un primero de cada mes. ¿Por que no comenzar a ser mejores un 05 de marzo o un 18 de octubre? ¿Por que esperamos que sea un año nuevo para cambiar, para empezar la dieta, para empezar un proyecto, para alcanzar una meta?

Creemos que todas nuestras manías y cosas negativas se irán como por arte de magia habiendo finalizado el año viejo. Y que al día siguiente, en año nuevo, todo brillará, que tendremos ese resplandor en el rostro, nuestra estrella y todo será distinto. ¿Que tanto suelen cumplirse esas promesas que nos hacemos o nos atrevemos a prometer a terceros? No olvidemos que el inicio de cada día, es una oportunidad nueva. No tenemos porque esperar que pasen 365 días para arreglar las cosas en nuestra vida, cuando podemos cambiar algo hoy, empezar de a pocos, mentalizarnos ahora mismo y empezar a actuar, así ocurren los verdaderos cambios, nada sucede de repente. Podemos renovarnos y replantearnos la vida cada mañana y empezar cambiando algo pequeño y así en un lapso determinado de tiempo habremos cumplido aquel objetivo.

Recordemos que en cualquier momento podemos conectarnos con nuestro interior y hacernos la pregunta, esa pregunta que aterra y casi nunca nos  hacemos ¿Esto que hago/ mi situación, me hace feliz?.

Hoy es Sábado 23 de diciembre. Hoy no se acaba el año, ni la década. Hoy es un día ordinario para la mayoría de las personas. ¿Por que esperar a fin de mes, a fin de año,
una fecha festiva, para abrazarnos, para sentirnos orgullosos de los hijos, para hacer esa llamada y decir: Te extraño. Para caerle de sorpresa a alguien que no vemos hace tiempo y decir: ¡Hey, que es de tu vida!?

La vida es ahora. Ahora o nunca. Nuestro reloj no se detiene, no esperemos tener setenta u ochenta años para luego lamentarnos de haber pospuesto ese viaje, de no haber emprendido ese proyecto, o no haber hecho realidad ese deseo de la niñez. Recuerda que cada amanecer, cada hora que pasa, es un nuevo comienzo, que nada volverá a ser lo que fue hace una hora, un día, o un mes. Si todo cambia constantemente sin pedir permiso, sin avisar. ¿Porque nosotros tenemos que esperar un determinado numero de días, una fecha especial, para hacer que pase algo bueno en nuestras vidas?, ¿Porque tenemos que esperar para darnos la oportunidad de comenzar de nuevo?. Toca tu pecho, Siente tu respiración, tus latidos, ¿Lo sentiste? Vuelvo a repetir, la vida es ahora. Tu corazón va latir un determinado espacio de tiempo, haz que cada latido valga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: