De esta semana no paso

Desde hace catorce días estoy batallando con una alergia terrible que se convirtió en  ahogamiento de un día para otro. Fui al medico tan pronto como pude y el diagnostico fue: Principio de asma. Yo nunca he sufrido de asma, quizá de niña una vez me quiso dar, pero no paso a mayores. Es curioso que a estas alturas de la vida venga el asma a tocarme la puerta, a querer adherirse a mi, a invadirme y acompañarme en este jaleo al que llamo vida. Para completarla, me dio faringitis y mi voz se puso ronca desde hace once días aproximadamente, quizá producto de la alergia o de la tos, no lo sé. El problema con la faringitis es que no puedo hablar mucho, ni mucho menos cantar. Y un día sin echarme una gritada coreando una canción de moda en las escaleras de mi casa es un día desperdiciado.

Tengo una teoría respecto a los males que me aquejan, pero me da miedo decirlo o aceptarlo. Sospecho que mis síntomas mas allá de haberme afectado físicamente por haber hecho ciertos desarreglos en época de frío y exponerme a ciertos ambientes inadecuados, digamos tóxicos durante varios días, son solo el 50% del causal y el otro 50% lo atribuyo a causas emocionales que hasta ahora no detecto con exactitud, pues no hay detonante, por otro lado sospecho que mi mente mitomana me ha jugado una mala pasada. Cuando tenemos cierta edad nos acostumbramos a estar bien aun cuando quizá no estamos tan bien y nos creemos el cuento de que todo esta bien, cuando en realidad hay un sótano oscuro al fondo con algunos fantasmas que intentan emerger de vez en cuando en un rato de descuido, pero luego los aplacamos con ciertos distractores y no dejamos que nos dominen, total, ya estamos grandesitos para andar con dramas o crisis emocionales. Sin embargo hay momentos en que el descuido ocurre y ya nos damos cuenta algo tarde cuando ya se salieron varios fantasmas de control, entonces ya se hace algo difícil ir a encerrarlos a todos de buenas a primeras y creo que eso me paso hace aproximadamente quince o dieciséis días, justo antes de mi repentina crisis de ahogamiento que me hizo saltar asustada y alistarme para ir al hospital a las 4 y 30 de la madrugada, una hora improbable para despertar, pues solo recuerdo haberme despertado cuatro o cinco veces durante mi vida adulta a esas horas, si era cuestión de salir de viaje, o dar algún examen de manejo por poner algunos ejemplos, nunca me imagine que esa afección alérgica me iba a tener despertando cada hora durante toda la noche y no solo eso, sino que a las cinco de la madrugada ya no podía pegar el ojo, tenia miedo de morirme ahogada, atragantada por la tos o por mis propias secreciones salivales, entonces me quedaba sentada mirando a la pared o al infinito, esperando que amanezca o que me de sueño, lo que suceda primero.

Con los medicamentos que me recetaron, estoy algo mejor, pero aun siento cierta agitación y no puedo hablar por mucho tiempo y eso es lo que mas me exaspera, porque hay un montón de cosas que quiero hacer y no las puedo concretar por que no me da la garganta para hablar tanto o salir a la calle sin que me de un ataque de tos.

Yo me considero una persona positiva y pro-activa, siempre ando con una sonrisa en la cara y ando haciendo bromas sutiles, compartiendo con la gente que quiero y riéndome de la vida. Pero sospecho que mi cuerpo ya se canso de que mi mente lo agarre de pendejo, que le engañe diciendo que todo esta bien, que todo esta mejor que nunca, mentira, mi cuerpo ya descubrió el fraude y ahora esta haciendo su berrinche. Pero que no me joda mi cuerpo, ya agarre al toro por las astas y he decretado mirándome al espejo que me voy a curar esta semana, me estoy alimentando mejor, estoy tomando remedios naturales, estoy haciendo gárgaras de agua con sal y mañana volveré al medico para que evalúe como voy y me recete algo para la faringitis que como toda infección merece su dosis de antibiótico. Ah y me olvidaba también voy a limpiar mi sótano, ya no encerrare mas basura ni malos recuerdos allí, liberare a los fantasmas, aprenderé a vivir con ellos, a llevarnos mejor o sino que se larguen. En el mejor de los casos y en la medida que se pueda desalojare a todo aquello que me haya colocado en esta situación de debilidad física. No pienso vivir toda mi vida con crisis asmáticas, es horrible, te altera los nervios, no te deja dormir y para mi que el sueño es sagrado no lo puedo permitir. Así que haré lo posible y lo imposible por salir de este cuadro alérgico cuanto antes, no vaya ser que mi subconsciente se vaya querer acostumbrar a esa nueva pauta de vida y entonces la fregada. No señor, yo me curo esta semana o me dejo de llamar Joyce´s.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: